lunes, 22 de marzo de 2010

Capítulo VI: Te quiero más que a mi mismo

- ¿A qué viene lo que me estás diciendo?
- Por lo general, los hombres suelen desarrollar una conducta del tipo obsesiva. En cambio, las mujeres, del tipo histérica. Pero no siempre se da así, y en vos se observan algunas evidencias de una personalidad histérica.
- ¿Histérico yo?
- Sí Ale. Pero no en el sentido vulgar de la palabra.
- ¿Cómo es eso?
- No quiero aburrirte con algo muy teórico, pero el concepto de histeria apunta a aquel que se ubica en una posición de excepcionalidad para el otro y como tal, busca ser único y deseado. Para eso, el mecanismo que usa es el de crearle al otro una necesidad, señalando su falta, falta que, claro está, viene a cubrir el sujeto histérico. ¿Me explico?
- Dame un ejemplo.
- El típico ejemplo sería: ella reclama que él nunca le trae flores, él le lleva flores, ella se enoja porque le trajo flores sólo porque se las pidió, él deja de llevarle flores, y así continúa la rueda…

- Ahora, únicamente me estás describiendo. ¿Qué se supone que debo hacer con esa interpretación?
- Advertir tu necesidad de mostrarle la carencia al otro, agujerearlo si me permitís el término, para velar tu propia falta y ubicarte en el lugar de ser completo, ideal y necesario.
- ¿Y el obsesivo como sería?
- El obsesivo, a diferencia de la histérica, está allí atento y expectante, dispuesto a responder a la demanda del otro, a tapar todo aquello que tenga que ver con las "faltas", obtura y enaltece, no soporta los agujeros y por eso está ahí para obturarlo todo. Para el obsesivo el deseo se vuelve algo imposible y su amada, un ideal inalcanzable.
- Después de esto que me decís, yo me identifico claramente con el obsesivo. Entonces me pregunto, ¿Qué hay en mí que evidencia características histéricas? Si me tengo que jugar por algún rasgo, diría que mi omnipotencia.
- Puede ser que haya algo de ambos en vos. No sos un obsesivo o un histérico. Tenés algo de uno y de otro. Esto es común. Las neurosis se presentan mixtas en los casos no severos. Tu costado histérico que te señalé anteriormente, que vos lo llamás "omnipotencia", es tu necesidad de ubicar el rol de excepción para el otro, de sentirte "especial". Y cuando hablo de otro, no me refiero sólo a una mujer en el momento de la conquista. Esto es puede dar con tu familia, con tus amigos, con tus compañeros de trabajo… el deseo de ser "endiosado" por el otro.
- Entonces, si estoy entendiendo bien, esta posición de histeria constante puede de alguna manera, mantenerme siempre alejado de las personas.
- Ale, no sé si recordarás la frase: "siento que no encuentro a la mujer para mí... salgo un tiempo y me aburren, se ponen demandantes, les saco la ficha, me canso y me voy. Nadie está a la altura de lo que busco, las minas son predecibles y me canso enseguida, busco todo el tiempo, pero no encuentro a la mujer para mí, etcétera, etcétera"…
- No me cargues…
- Sabés que no lo hago. La clave del histérico es su deseo. ¿Viste que te dije que el obsesivo tiene un deseo imposible? En el histérico, el deseo es insatisfecho, nunca alcanza.
- Me acorralaste Sol... Es cierta mi insatisfacción, pero a la vez, también es evidente mi obsesión. Igual, creo que el error no está en mí, sino en el o los otros. Mi naturaleza es del tipo obsesiva. Yo creo deseos imposibles, y al conocer una mujer, siempre están en ese lugar ideal y preciado. Me acerco con mi mejor despliegue buscando acaparar su atención. A veces lo logro y otras veces no, lógicamente. Sin embargo, en los casos en que alcanzo a ser observado y aparece la posibilidad de una relación, son ellas las que pierden todas sus características iniciales. La realidad las vuelve posibles. Convertirme en un ser especial para ellas, es consecuencia, no causa. No es algo provocado por mí, ya que lejos estoy de crearles una necesidad. Esa necesidad está, indistintamente de mi existencia. O sea, hay una carencia que lamentablemente paso a ocupar. Al principio yo no era nadie interesante o necesario en sus vidas y de un momento al otro pareciera que sí lo soy. Eso, automáticamente, corta mi necesidad obsesiva y me aburre. Y estoy seguro que esto tiene que ver mucho más con el hecho de que la mayoría de las personas son carenciadas. Tener una familia que te haya querido por quien sos, que se hayan querido y respetado entre ellos, tener buenos amigos, que no te juzgan y te apoyan en todo, tener un trabajo que te desafía y estimula, vislumbrar un futuro en el que te encontrás sonriente, encontrar alguien que amás y que te ama, son todas cosas que, lamentablemente, le pasan a una minoría de personas.

- Puede ser…
- Entonces, soy histérico. Pero no naturalmente sino por supervivencia.
- Explicame.
- Claro, solamente me pongo en un rol de histérico, cuando observo que la persona que deseo, se vuelve inalcanzable. Es una forma de pedirle que me desee ella también a mí, porque si no viviría frustrado. ¡Ojo! Mi cuerpo muere por ella sin embargo mi mente me protege alejándome cuando no me siento querido, aunque no lo necesite para amarla. Es una cuestión netamente racional.
- …
- En cambio vos… vos sí sos histérica por naturaleza. Y tu razón no ha aprendido a ser un poco obsesiva. O sea, a desear vos también, en lugar de ser presa todo el tiempo de aquel que te desea.
- ¿Perdón?
- Es probable que no me lo aceptes, pero estoy seguro de que la mayoría de tus parejas fueron personas de las que nunca estuviste del todo segura de estar enamorada, y sin embargo, ellos te adoraban. Te han puesto siempre en ese pedestal. Te quieren incondicionalmente. Y vos no podés escapar de ese lugar. No sabés aplicar algo de cerebro para no sólo elegir a quien te elige posesivamente, sino también elegirlo por otros motivos. Para una histérica, la intensidad del sentimiento de su obsesionado es directamente proporcional a su debilidad. Pero me gustás ¡eh! Tenés algo que otras no.
- ¿Qué tengo?
- Todo lo que tenés de histérica, también lo tenés de justa. Lo bueno con vos es que no me vas a adorar incondicionalmente. Sólo lo vas a hacer mientras te de. Es tu exigencia por recibir y estar dispuesta a dejarme sino recibís, lo que me mantendría en el tiempo con vos. No te regalás. Simplemente, perderías interés. A su vez, mi leve histeria es la que te obligaría a vos, a salir de ese plano cómodo y empezar a enamorarte de verdad. Sería una hermosa relación 60-40.
- …
- De tu silencio, solo puedo decir: Ale 3 – Sol 2. Hasta la próxima.

13 comentarios:

Alvaro dijo...

Autoanalizarse en estos temas me parece realmente imposible. O una hazaña para el que lo consiga. Enhorabuena por tus esfuerzos. Muy entretenidos y didácticos tus relatos.

Me sorprende que se reduzca todo a dos patologías, obsesos e histéricas, porque yo no dejo de encontrar una infinidad de manifestaciones de locuras de todos los colores. ¿El truco estará en aprender a convivir con la locura? ¿En encontrar a tu loco afín? ¿En aprender todos psicología y automedicarnos hasta el embotamiento? ;-)

STAROSTA dijo...

Bueno...me parece que el ego es la principal caracterisitica de esta publicacion. Creo que detras de esa necesidad tan vanal de autoproclamarse como un gran estereotipo masculino lleno de incognitas y contradicciones se esconde una patologia bastante ordinaria de algunas personas: inseguridades, traumas de infancia causados por algun tipo de abandono o desatencion, el temor de ser descubierto en su juego y que se den cuenta que en realidad tiene muy poco que ofrecer debajo de su "primera piel" que es la que prefabrico y muestra a todos con ansias de publicitarse como una persona intelectual y atormentada por su propia entropia afectiva. Estas patologias expresadas en este escrito son solo las dos mas predominantes en estas personas que bien se pueden llamar "encantadoras de serpientes" pero que en el fondo, no son ni lo uno ni lo otro, quizas no son nada...

STAROSTA

Anónimo dijo...

Quí lo tienes...
Obsesivo por naturaleza e histerico por supervivencia. Me gustó eso.
Te aproximas al otro por tu naturaleza de cazador, quieres encontrar emociones constantemente porque lo disfrutas.
Y tomas tú la iniciativa porque lejos lo que más te gusta es sentir que tienes el control de la situacion.
Pero al mismo tiempo tus rasgos de histerico te conquistan cuando entra en juego el divino placer de sentirte admirado... el elixir del ego.

Ahora, ¿quien te mantendría a la expectativa?
una mujer que no te necesite, pero que a la vez te alimente el ego sutilmente.
Alguien muy parecido a vos mismo.
Una mujer que disfrute de su independecia emocional, que sienta el poder de hacer y deshacer cuando quiera y con quien quiera, porque sabe que no corre el riesgo de sufrir la horrible necesidad incondicional del otro.
Que ironico que sean los obsesivos al acecho los que precisamente alimentan esa idolatria propia, potenciando de esa forma tal independencia.

Al final es un circulo vicioso muy emocionante, un juego constante de coqueteo entre el "te quiero conmigo porque sos divino (a), pero a la vez no sos indispensable en mi vida"
Muy sensual, muy excitante, terriblemente irresistible para una mujer.

Pero, ¿Cómo una mujer carenciada puede lograr estos atributos modernos dentro de una sociedad machista y conservadora?
como cuando se sufre cualquier vicio dañino, el primer paso es darse cuenta,
el segundo paso es querer salir del vicio, y el tercero es la abstinencia.

¿Como se logra esto?
...ahora más que nunca te entiendo,
Creo que la incertidumbre debe existir desde el principio en la persona, como si fuese algo innato y natural.
no basta con querer conocer y ver todo, sino hacerlo, cumplir tu deseo. Eso cambia tu vida.
Sentis que sos invencible, que tenes el mundo en tus manos y puedes hacer lo que quieras en él. ¿Cual sería la abstinencia entonces? te abstienes al miedo, al que dirán, al "no puedo vivir sin ti."
Cuando te das cuenta verdaderamente que puedes hacer lo que quieras sabrás el significado de la libertad...

Es increible la sensación, ¿no cres vos?

Cynthia.

Anónimo dijo...

En otro ámbito...

Cuanta información Ale, te plasmas sobre este espacio cibernético como un libro abierto.
Dejame hacerte unas preguntas, ¿te estas cansando de buscar?, ¿Te has llegado a frustrar? cuentame, ¿que pasaría si llegas a encontrar ese deseo inalcanzable?

"Es cierta mi insatisfacción, pero a la vez, también es evidente mi obsesión. Igual, creo que el error no está en mí, sino en el o los otros."

"¿Qué hay en mí que evidencia características histéricas? Si me tengo que jugar por algún rasgo, diría que mi omnipotencia."

¿Que pasaría si después de tres o cuatro sesiones más, Sol estuviese entre tus brazos?, tuya en cuerpo y alma.
¿Jugaría en tu contra tu omnipotencia o tu insatisfacción hacia el otro?

Si Sol llegase a salir de su plano cómodo para darte el 60 y vos solo el 40 ¿no volverias nuevamente a lo mismo de siempre eventualmente, al aburrimiento?

"Hay dos maneras de desilusionarse: conseguir lo que se quiere y no conseguirlo"
(W. Gerhardi).

Continúo, ¿Cres vos que estarás verdaderamente satisfecho con alguien algún día, o tu busqueda se ha tornado en algo que ya es parte de ti?.

¿Será que porque te consideras una persona completa es que estas buscando lo unico que no posees?

Al final lo que estás logrando es crear una constante insatisfacción y de la obsesión una rutina. Me parece que no te conformas con lo que tienes y tampoco con su ausencia.
Y creo que te ves buscando siempre porque inconscientemente no te gusta la idea de pertenecer a nuestro club de carenciados.

Cuidado Ale, es posible que tu deseo de contínua busqueda se vuelva mas familiar para ti que finalmente obtener tu deseo.

Cynthia.

Anónimo dijo...

Contesta bobo!

Vivi.

Alvaro dijo...

Doy mi opinión a tus interesantes disquisiciones, Cynthia, porque muchas veces me han asaltado las mismas dudas.
"¿Cres vos que estarás verdaderamente satisfecho con alguien algún día...?"

Y digo yo, ¿es lícito tener una relación con alguien sin amarle, sin que te satisfaga, sólo por no estar solo? Incluso si lo decides hacerlo "por aprender" habria que ser muy sincero con la otra persona respecto tus sentimientos.

"¿...o tu busqueda se ha tornado en algo que ya es parte de ti?"

¡Espero que no! A veces con ciertas personas o hablando de estos temas se vislumbra el final del camino: gente que ya pasó por lo mismo, con ideas como las tuyas de como debe ser una relación, etc. Que sea dificil de alcanzar, no quiere decir que sea inalcanzable.

Por supuesto encontrar una persona afín, no es en realidad el "final" del camino, sino el principio de otro nuevo camino (pero completamente distinto al anterior).

"¿Será que porque te consideras una persona completa es que estas buscando lo unico que no posees?"

Utilizar a la pareja como muleta es lo peor que se puede hacer en mi opinión. Lo primero es ser y sentirse completos. La pareja es alguien que te acompaña en el camino, lo hace mucho más disfrutable y te descubre nuevos horizontes...

Un saludo,

A.C. dijo...

Wooow!!! Cuantas preguntas para un personaje?
y quien deberia responder, la persona o el personaje???

Bso.

Anónimo dijo...

Alvaro,

Me alga que hayas tomado la decisión de
responder mis preguntas.Te puedo escribir con gran seguridad que estamos en el mismo plano.

Para mi ahora el estar en una relación formal implicaria que mi pareja esté a la altura de mis ideales, de mi forma de ver las cosas, entonces habria una posibilidad para el amor. Pero esto te lo digo después de darme cuenta de quien soy y que quiero. Tarea no muy fácil.

Mientras tanto, si estaría abierta a relaciones flexibles donde vea que puedo aprender del otro y si lo requiere, ser sincera respecto a eso.

Mi intención no es dictar el como debe ser una relación. Para mi la mejor parte no es llegar a mi destino sino el camino por recorrer.
Que si, es emocionante y mientras mas bifurcaciones tenga mejor! más de donde escoger.

La última pregunta me parece que la has interpretado de manera distinta a la mia.
Estoy basatante segura que el autor no está buscando un apoyo que le falte. No tiene la necesidad de estar con alguien para sentirse completo. Mi pregunta estaba dirijida a sus ambiciones.

Mis dudas fueron causadas por la curiosidad, me pareció percibir algo de egocentrismo, pero talvez sea solo un hombre incomprendido,
por lo tanto quería confirmar existencia de frustraciones.

Un saludo cariños para vos Alvaro,
Cynthia.

Anónimo dijo...

QUE BUEN CAPITULO Y QUE BUENOS LOS COMENTARIOS!!!!!!!
Ale lejos estoy de ser psicologa, pero me inclino mas en el perfil de histerico q al de obsesivo (cada vez nos parecemos mas)...
Volvemos a la adrenalina,,, esa necesidad (adrenalina) de captar la atencion "del juguete", la necesidad de tenerlo, pero al conseguirlo aburrirnos y querer a otro.
La necesidad de generar sentimientos en terceros pero no hacerse cargo de los sentimientos de uno (insisto cada vez nos parecemos mas...)
Me parece Ale que sos vos el que pone a SOl en el pedestal, para hacerla inalcansable (aunque ella tambien esta bordeando una lineal muy finita, las mujeres somos las histericas y ella lo esta demostrande)
Espero con ansias el proximo capitulo...hasta entonces!
CALM

Cas dijo...

Clap clap clap!






Che(estalauraibaadecir):
Laura, tiene algo que ver con Osvaldo?


Permiso voy al baño.(Ando con sistitis]



Saludos!
:)

Anónimo dijo...

cas:
Nada que ver con Osvaldo más que el apellido.

Por lo de su padecimiento, consulte a un médico.

Cas dijo...

Hola anónimo!

:)

Y cómo le fue?

Romi dijo...

Excelente capítulo!!!! Uno atrapa más que otro!!!

Publicar un comentario

Entradas populares