domingo, 9 de agosto de 2009

Nunca sentí a nadie tan adentro

“La mujer cada día se calienta más y más del hombre que ama, mientras que el hombre se enamora cada día más y más de la mujer que lo calienta”

Esta frase la he repetido muchas veces. Me la dijeron hace muchos años y me pareció genial. Sin embargo, creo que recién ahora entiendo algunas cosas que, en el aquel momento, aún estaban claras.

“Dicen… “ que las mujeres tienen asociado el amor a la sexualidad. O capaz al revés, que el hombre puede separar el amor del sexo. ¿Pero qué significa realmente esto?

Para que las mujeres lo puedan entender mejor, un hombre durante un acto sexual puede estar igualmente involucrado que una mujer cuando recibe un masaje de un tercero. O sea, nada.

¿Y por qué un masaje? Porque es un placer físico, provisto por un tercero, donde me puedo permitir disfrutarlo, sin necesidad de conocer a quien me lo provee. Es más si quisiera hilar mas fino, podríamos hasta omitir el género.

Igualmente no quiero minimizar tanto la sexualidad, ya que requiere de atracción y muchas otras cosas, pero tampoco quiero complejizarlo tanto.

En cambio en la mujer, la sexualidad es algo más complejo que probablemente nunca logre entender completamente. Igualmente con el tiempo, algunas cosas he aprendido a percibir mejor. Por ejemplo, esta claro el papel que juega su mente en este contexto, o las “n” variables para obtener placer que tienen dada su composición física, lo determinante que puede llegar ser en el futuro su primera experiencia sexual, la comodidad que sientan con respecto a su cuerpo, etc.

Pero hay una variable que me llama mucho la atención, que aún no logro entender bien por qué. Mi teoría alega que la intensidad de la relación sexual con una mujer, impacta proporcionalmente en el amor que puede llegar a sentir.

Esto en criollo significa que hacer las cosas MUY bien con una mujer en la cama puede provocar que te ame LOCAMENTE. ¡Ojo! , también puede significar que si realmente no logras provocarle el éxtasis, viva soñando con su “gran” ex eternamente (o mientras este no se le acerque).

El título de este ensayo busca representar literalmente una de las formas a través de las cuales una mujer puede expresarte este amor tan incondicional. Sin embargo, si me abstraigo de lo literal, la metáfora representa la intensidad del placer.

El gozo, podríamos decir, que lo medimos tanto por picos de emociones que producen, como por la duración en los que se extienden. Ambos están íntimamente relacionados y dan como resultado a la calidad de la experiencia sexual. Un hombre que ofrece placeres que tiemblan las piernas y hacen cerrar los ojos hasta el llanto, y que además perduran en el tiempo una y otra vez, podrá ser el más hijo de puta, pero igual seguirá siendo amado.

Lamentablemente, otro hombre que no logre provocar esta locura, deberá ser muy pero muy bueno (en otros contextos) para retener a su amada. Por eso muchas veces suelo decir… “las mujeres aman a los malos y solo quieren mucho a los buenos”.

Entonces me pregunto… ¿por qué será que esto solo ocurre en la mujer y no en el hombre? La verdad me cuesta mucho teorizarlo. Puede tener que ver con su rol de receptora, dentro de su cuerpo, en el acto sexual, o también puede tener que ver con lo natural, entendiendo que aquel que mejor lo hace, más chances podría genera de dejarla embarazada (fín del sexualidad según la ley natural), y muchas otras que seguro provocarán un exceso de críticas.

Y algunas mujeres seguro me dirán que la penetración no es necesaria para el placer, y estoy totalmente de acuerdo en algunos casos. Sin embargo, “dicen” que una mujer bien preparada (haber hecho un buen uso del “pre”), suele aclamar, para alcanzar su nirvana, que llegues lo más adentro posible.

Por que al final, es verdad que a la mujer le cuesta mucho más desvestirse la primera vez que al hombre, sin embargo, una vez decidida, pierde absolutamente la cabeza.

(Estoy sin internet, en breve cuelgo una imagen)

7 comentarios:

Juliana F. dijo...

Ale de mi cuore. Con el paso del tiempo creo que estas equivocado. Hay hombres que disfrutan del sexo y el amor en su conjunto como nosotras las mujeres. Y hay mujeres que disfrutan del sexo sin amor tanto como vos lo haces. Creo que no hay ninguna ley, ni regla, ni nada. Sino que hoy en día donde, creo, la gente es mas libre que hace unos años, las mujeres y los hombres buscamos y disfrutamos con lo que más nos gusta. Algunos eligen solo sexo otros, elegimos sexo y amor todo mezclado.
No juzguemos ni a unos ni a los otros. Sino que vivamos que lo que queremos Y listo el pollo...
Beso
Yo

Ale dijo...

100% de acuerdo Julianita. Sin embargo, yo jamás exclame que al hombre no pueda gustarle la sexualidad combinada con amor, mi intención fue la de destacar como una mujer puede enamorarse mucho más, de acuerdo a la intensidad del acto sexual.

Maxi dijo...

Ale querido! creo que aunque hay profundas diferencias entre ambos generos, hoy por hoy con miles de tabues y prejuicios derribados somos muy similares en muchos aspectos.

El sexo puede ser intenso, sentido en cuerpo y alma o solo una descarga física, la satisfacción de una necesidad, un sacarse las ganas y listo.
En mi caso en particular, está estrechamente relacionado con el sentimiento.

Del otro lado, tengo muchas amigas que siendo solteras, tienen una vida sexual muy libre y consiguen con exito disociar el sexo del sentimiento del amor.

Para ambos generos, cuando se encuentra a alguien con quien generas una química que te lleva a picos de placer alucinantes, dificilmente no se busque una continuidad y te involucres a un nivel más profundo (conciente o inconcientemente).

Por más que el tipo o la mujer en cuestión no sea lo que esperas de una pareja en otros aspectos de la vida (o hasta quizas que no te haga bien), si te hace vibrar de placer va a ser muy dejarlo/la ir. Creo que esto es igual tanto para hombres como para mujeres.

Por eso considero que el súmmum de una relaciónde pareja es es una mezcla de ingredientes que no se consiguen todos juntos muy a menudo: sexo increible, compañerismo, cariño, afinidades, humor, madurez, libertad y muchas ganas de dar (cosas buenas al otro, jejej)

Un abrazo mi estimado!

Maxi

cd dijo...

Me gusta la foto
Beso!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo, pienso como Maxi y creo que una cosa es tener sexo y otra diferente es "Hacer el Amor", siempre la segunda me completa y al hacerlo directamente queda demostrado el amor por el otro al alcanzar el perfecto equilibrio entre lo mental y lo espiritualmaterializado en ese acto de amor, lo máximo ! me encanta... y espero que la vida me de más oportunidades para ahcer el amor que para tener sexo(en realidad esto a veces, o de vez en cuando está bueno para el momento pero no para el despúes, al menos no en mi caso...

Besos

Anónimo dijo...

Juliana, excelente... Pienso y siento como vos... Besos

A.C. dijo...

Muy bueno! en lo de la primera vez en las mujeres pienso como vos.
Beso.

Publicar un comentario

Entradas populares