jueves, 5 de marzo de 2009

Las apariencias engañan

Hace no mucho tiempo, charlando entre amigos con unas chicas en Brasil inicie un debate (que otra cosa podría hacer) acerca del hombre, la mujer, las relaciones y todos estos temas.

La charla derivó en tratar de explicar los motivos por los cuales la mayoría de las mujeres no les resulta atractivo ver un hombre desconocido desnudo. Algo que claramente no ocurre al revez. 

Después de cruzar algunas ideas, una de ellas me dijo algo como que la mujer necesita conocer algo de ese hombre para que comience a gustarle. Algo indentificatorio (no sé si existe la palabra, pero en este caso resulta útil).

Por ejemplo, al observar a un hombre vestido, depende como lo haga, que se ponga, etc., le permite a una mujer dar a conocer ciertos rasgos de su personalidad, su onda, etc. De esta forma, puede comenzar a generar “algo”. 

Esta reflexión me hizo llegar a varias conclusiones. La primera es que a la mujer, el hombre no le gusta. El hombre como “ser” es algo que no le atrae. Lo que le atrae es “quién” es ese hombre. Incluso aunque digan que si ven algún actor, lo parten al medio, no dejan de ver un personaje en ese hombre. Por eso no se escuchan los mismos comentarios de modelos gráficos por ejemplo. (Aunque igual en pose y vestidos estarían dándose a conocer)

En cambio a los hombres nos gustan las mujeres. Una mujer atractiva es una mujer atractiva indistintamente si habla ruso y no le entiendo nada o habla español, si esta vestida o desnuda, simplemente le atrae lo que ve. Y para lo que tiene que ver con la sexualidad, le es más que suficiente.

La segunda explica la dificultad en atraerle a una mujer. Si aquello que le produce atracción tiene que ver con la identidad, es muy probable que se vaya modificando a lo largo del tiempo. Lo que le atraía a los 18, va a ser distinto que a los 25, y totalmente opuesto que a los 30. Además es mucho más difícil encontrar un tipo de hombre que sea atractivo para todas, etc. Las posibilidades son infinitas. 

La tercera es que al ser tan cambiante le permite al hombre jugársela, ya que capaz al principio puede que no le gustes, pero capaz en un tiempo sí. Al contrario como al hombre siempre le gusta lo mismo, defiende mi teoría de siempre: Al hombre sino le gustaste al principio, nunca le vas a gustar. NO ES CONQUISTABLE.

Creo que esta es una diferencia radical entre hombres y mujeres. Una diferencia a la vez peligrosa para la mujer. Muchas veces, ellas van a ver alguna característica en el hombre asumiendo “quien” es esta persona, para después capaz chocarse con una realidad totalmente distinta.

Lo ves bien vestido, prolijo y presumís que será serio y responsable. Lo ves grandote, lo imaginas protector, lo ves lindo, lo imaginas dulce, lo ves jugar con un chico y lo imaginas buen padre, etc. 

Creo que es nuestra necesidad de encontrar a nuestro ser amado la que nos juega en contra a la hora de encontrar algún que otro detalle y dejarnos llevar por nuestra mente.

¿No será esta entonces, una buena forma de explicar porque las mujeres se desilusionan más que los hombres? Mi consejo igual va para hombres y mujeres… tratemos de no ponerle identidad a ninguna primera impresión de nuestros sentidos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

aca tenes razon! adhiero pero es medio dificil no ponerle identidad, al principio por la ansiedad de encontrar a ese ser amado. Los hombres cuando se enamoran tambien hacen eso, lo que pasa que lo hacen desde otro lado porque ustedes ya saben que les gustamos de entrada.
Buena observacion.
CB

A.C. dijo...

Muy buena imagen Ale!
Estoy de acuerdo con CB en que los hombres cuando se enamoran tambien lo hacen pero desde otro lado.
Bs.

cd dijo...

los hombres son seres espectaculares, todos y cada uno de ellos

nephertitis dijo...

La verdad, muy bueno!
Saludos.

Anónimo dijo...

No coincido casi nada con lo que pensas... Lo veo super inmaduro ese pensamiento. Creo que la cosa va por otro lado y las mujeres nos pasan en muchos puntos las mismas cosas que a los varones. no creas que somos tan distintos.

Ale dijo...

Lo decís como mujer o como hombre? ;)

No crees que tu afirmación de "no somos tan distintos" es igual de radical y teórica que la mía al afirmar "somos totalmente distintos"?

Publicar un comentario

Entradas populares