miércoles, 20 de agosto de 2008

Tener EL Control

Seremos conscientes a la hora de abrirnos con una persona de todo lo que ponemos en juego? Yo creo que no.

Indistintamente de si vivimos desilusiones en nuestro pasado o no, creo que una vez que uno se siente bien, se olvida un poco de lo mal que estuvo, o mejor dicho, de lo que mal que uno se puede sentir cuando las cosas van mal.

Creo que esto es, en cierta forma, una virtud, ya que sino, el temor a volver a sufrir, nos dejaría fuera de juego en la primer desilusión. A diferencia de otras lecciones de la vida, en esta el pasado no nos limita a volver a intentarlo. Tomamos conciencia de que hay riesgos, pero también nos damos cuenta que sino nos abrimos, no volveremos a sentir la mas linda de todas las sensaciones humanas.

Hacia donde voy con todo esto? Creo que lo único que uno debería ser consciente a la hora de abrirse con una persona, es que justamente lo que estamos delegando o compartiendo es NUESTRO PROPIO CONTROL.

No me refiero al control de nuestros actos, sino al control de nuestro estado anímico. Creo que si realmente entendiéramos lo que ponemos en juego, aceptaríamos un poco mas el desarrollo, sobretodo cuando este no nos beneficia como lo esperábamos. A nadie le gusta sufrir, pero uno tiene que entender que no podes NO sufrir si estas enamorado. Obviamente se da en distintos grados, pero nunca deja de ocurrir.

Por qué? Porque cuando uno se enamora, uno controla el 50% de las cosas (aquellas que tienen que ver conmigo) pero depende del 100% de las mismas (las que tienen que ver conmigo y con ella).

Realmente tenemos esto presente antes de empezar? Yo creo que si fuera así, no deberíamos enojarnos con el otro cuando las cosas no se dan de cierta manera. No hay culpables cuando alguna de las dos personas deja de ser feliz, ya que ambos estamos en una relación por ELECCIÓN. El problema es que duele, y es un riesgo que no consideramos antes de empezar.

Hace un tiempo ya, que vengo leyendo distintas historias de montañistas que hicieron el ascenso al Everest. En general, los ascensos se programan para Mayo, ya que es la época del año, donde las condiciones climatológicas son mas favorables. La tasa de muerte en la montaña es de 7 a 1. De cada 7 personas que llegan a la cima y bajan sanas y salvas, una muere en el intento.

No solo podes perder la vida, sino también podes sufrir algunas enfermedades y/o congelamiento de tus extremidades. Tengan en cuenta que se viven temperaturas de 20 a 30 grados bajo cero y vientos de más de 120km/h

En la temporada de 1996, hubo un muy conocido desastre que le costo la vida a muchas personas y otras sufrieron grandes complicaciones. Los grupos pudieron llegar a la cima, tal vez un poco retrasados, pero casi todos pudieron sacarse sus fotos a 8.800 metros de altura. Una vez superados los 8.000 metros, existen varios riesgos para los seres humanos, es por eso que solamente pueden estar por encima de esa altura por un tiempo determinado, y en la mayoría de los casos, con la ayuda de suplementos de oxígeno.

Al descender los encontró una tormenta antes de llegar al Campamento 4, a unos 8.000 metros de altura. Este es el último punto donde dejan armadas las carpas, antes de intentar hacer cima. La tormenta generó desorientación, temperaturas extremas, etc.

Uno de los sobrevivientes, Makalu Gau, quien se entrenó durante un año, perdió los dedos de sus manos, los pies y parte de su nariz. Cuando uno sufre congelación, los tejidos no se regeneran, es por esto que solamente hay que esperar a que se caiga la zona afectada o simplemente amputar.
Al final de una entrevista que le hicieron dice:
- Si hubiera sabido cual era el costo de escalar el Everest, que iba a perder mis dedos, mi nariz y mis pies, no lo hubiera hecho.
- Me prepare tan bien para este ascenso. Estaba física y mentalmente listo.
- Sin embargo, algo inesperado siempre ocurre. Cosas que uno no puede anticipar.
- Ahora acepto el precio.

Estas consecuencias son bien conocidas por todos los montañistas que deciden escalar el Everest... sin embargo, cuántos de nosotros consideramos lo peor que nos puede ocurrir antes de empezar?...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De algún modo sabemos lo que puede pasar
lo que se tiene que ser es responsable de nuestras elecciones
y respetar las de los demás como queremos que respeten las nuestras.

De que me sirve tener a mi lado alguien que no me desea a su lado.

Anónimo dijo...

Querer tener el control, te limita y muchas veces te paraliza….. y además las cosas mas maravillosas te pasan justamente cuando no hay control…. El control pasa por el tamiz de la racionalizacion todo.
El control es útil para prepararnos adecuadamente y para entender las consecuencias….. para el resto habría que apagarlo un rato…..

santiago Zanoni dijo...

De lo único que uno como persona tiene que estar seguro es que nunca va poder controlar un sentimiento. Uno puede dejar que el tiempo cure, o que los pensamientos pesen mas que ese sentimiento si es el caso en que el sentimiento lastima. Pero controlar el sentimiento es imposible. Una vez una persona me dijo, nunca vas a sacar el dolor de la muerte de tu padre, simplemente te vas acostumbrar a vivir con el. Eso es un sentimiento, podes controlarlo? (y es verdad, el dolor no se va nunca, baja, se atenúa, vuelve a subir, pero siempre esta)

Hay varias cosas que nosotros como personas muchas veces nos olvidamos de aplicar en nuestra vida que es el aprender a disfrutar del sin control. Y con eso me refiero que si, puede que haya desamor. Pero en algún punto esta el motivo o los motivos. El querer controlar los pensamientos y el sentimiento termina perdiendo no solo el 50% sin su propio 50%. Por que automáticamente queda paralizado por la duda, el miedo, las razones, las interpretaciones y lo que para mi es lo mas importante es tratar de controlar ese pensamiento o sentimiento que esta sintiendo el otro. De ahí, el punto de vista.

El lugar, las situaciones, los momentos, personales o no, hace todo. Y tratar de entender el 100% de los sentimientos y pensamientos de la otra persona terminan arruinando a vos como ser. El dejarlo ser, por que esa es la persona que te genero el primer sentimiento, quien lo alimento, quien te lo hizo ver el o ella te va enseñar quien es. Ese otro 50% que elegimos, que le encomendamos nuestros sentimientos mas puros. Puede mal interpretar lo que uno realmente siente y ahí la confusión. Y al querer controlar, lo mas común es que se mal interprete hasta el sentimiento propio.

Cuando uno siente, siente (para bien o para mal) y no se tiene que preocupar por controlar algo que simplemente no se puede. Uno puedo cerrar los ojos y tratar de mentirse un poco de lo que cree que le es mejor sentir. Uno puedo hasta no querer ver lo que siente. Pero el sentir, es ver... las formas, en que mi sentimiento, el del el o ella se manifiesta, aprender a verlo. Siempre se manifiesta, si no hay sentimiento no hay nada de que hablar. El cuerpo no manifiesta ni un mínimo malestar, todo lo contrario... llega el alivio, como cuando esa chica que tanto te gusta te da un beso y te dice que siente lo mismo que vos. Ese alivio llega también cuando no hay sentimiento y todo se termina.

Pero cuando el cuerpo, habla es por que el sentimiento esta intacto y se esta expresando. Por que creer que puedo controlar algo que esta muy dentro mío, pero no lo puedo tocar, no lo puedo manipular, no le puedo mentir, ni siquiera puedo aniquilarlo con el poder de mi mente.... Por que crees que se puede controlar algo que no existe mas que tu ser. Algo que vos mismo decidiste crear y alimentar... sabiendo que no vas a poder controlarlo nunca.

Así que creo que si sabríamos realmente que tipo de sentimiento estamos encomendando, alimentando, creando o simplemente dando... No lo haríamos.
El precio de un sentimiento es muy alto. Tan o mas alto que cualquier montaña

Publicar un comentario

Entradas populares