lunes, 12 de enero de 2009

III - Quién sos??

- ¿Estás durmiendo todavía?
- Si papá ¿que pasa?
- Sol, son siete y cuarto. Dale, te paso a buscar y vamos juntos a la oficina. Te quiero explicar un par de cosas de la reunión de hoy.
- Papi deja, es re temprano, voy sola más tarde.
- ¿Te podés levantar? Te estoy pidiendo un favor, ¿es tan difícil?
- ¿No podés hacer de cuenta que trabajo en una oficina, donde vos sos mi jefe y respetás ciertos límites?
- Todo te cae mal, siempre.
- No papá, estoy cansada ¿no te das cuenta? No importa, ¿a qué hora pasas?
- Ocho menos diez. ¿Hablaste con tu hermana?
- No me rompas más con quilombos de ustedes. Ya te dije que es algo que tenés que resolver con mamá.
- Con tu madre no me hablo, no se que le pasa…
- ¡Basta! Chau.

Y por qué mierda no me mudé a la otra punta de la ciudad.

- Hola…
- ¡Buen día! ¿Todo bien?
- Estoy ocupada ahora, ¿podemos hablar después?
- Siempre igual vos…
- Dale, Marcos, no te enojes… es que tengo mucho laburo… llegué hace un ratito y recién arranco.
- Pero si laburás en la empresa de tu viejo, no entiendo como siempre estás ocupada.
- Marcos ya hablamos esto… ¿otra vez?
- Nena yo también laburo pero eso no quita que tenga un minuto para charlar con vos y ponerle buena onda. No habíamos dicho que…
- Perdoname, no tengo tiempo para esto ahora. Te dije en su momento vámonos afuera, cortemos un poco, pero vos te quisiste quedar. Ahora jodete, mi vida acá es así. De hecho me conociste así. ¿O vos también me querés cambiar?
- Deja Sol, no tiene sentido esta conversación. Hablamos a la noche.
- ¡Te juro que a veces siento que no te gusta quien soy! Tenés una imagen errónea formada de mí.
- No digas boludeces…
- Es así ¿no te das cuenta que vivís criticando como soy?
- Estás hablando pavadas, chau Sol.
 
No entiendo por qué me pasa esto. El me buscó a mí, me dijo que le encantaba, que le gustaba como era. Y ahora, claro, todo lo que de lejos le parecía copado, cuando se acerca, y mira en detalle, no lo es. De mi familia lo puedo entender. Uno no elige a la familia. Es lo que hay. Hay que adaptarse o rajarse. ¡Y cómo estoy harta de que me hagan sentir la oveja negra! Pero de un hombre, no es justo. Se precipita en mi vida con toda seguridad y ahora encuentra cosas que no le van. ¡¿Me pide que cambie para que me parezca más a su mina ideal?! ¡Ni loca! Esto me pasa por no filtrar. Son todos calentones, te viven idealizando hasta que te conocen y se encuentran con la verdad… Tendría que haberlo hecho esperar un poco más… a ver si realmente se bancaba mi vida. ¡Qué injustooo!!

- Brenda, me voy a una reunión volando, tenía que estar a las cuatro, son las tres y media y sigo acá. Decile a papá que después lo llamo y le cuento. Termino y ya me voy para casa. ¿Ok?
- Listo, no te preocupes. Llamó tu mamá, dijo que la llames.
- Ahora no puedo, seguro que me quiere joder con el tema de mi hermana. Busco el auto y la llamo, ¡y si no decile que me fui a vivir afuera!
 
Lo que daría por irme. Dos veces en un día… Parece que me están empujando.

- ¿Cuánto es?
- Pasame el ticket.
- Esperá que no lo encuentro
- Si no te tengo que cobrar la estadía completa.
- Pará que saco todo de esta cartera que es un quilombo.
- Acá está, toma.
- Quince.
- Servite.
- Gracias.

¡No hay señal! La llamo después.

- ¿Qué hacés ma?
- Sol, no me llamaste al final…
- Perdoname, estuve a mil, tuve una reunión a la tarde que se extendió un poco, llegué volando a casa, quería ir un rato al gimnasio y recién entro. ¿Hablamos mañana dale? Quiero comer algo e irme a dormir.
- Te quería comentar algo…
- Please, mañana, ¡que estoy muerta! ¿María está bien?
- Si no te preocupes, mañana hablamos. Igual, ¿podrías relajarte un poco no?
- Chauuuu mami, besos. 

No me vendría mal relajarme. Un poco de música, apagar el teléfono y que no suene más por hoy. Voy a leer un par de blogs, tranquila, y me voy a dormir. ¡Basta de gente extraña que te pide autorización! Otro que va al ignore list. Otra vez el teléfono, ¡no lo puedo creer! Seguro que es Marcos. No pienso atenderlo. Basta de problemas por hoy. No me suena el nombre de este pibe. ¿Lo acepto?

Sol dice:
Quién sos???

12 comentarios:

A.C. dijo...

Sigo pensando que para Sol, lo imortante era escapar de todo eso, mas que con quien, mas que nada, mas que todo...
Cada vez mas intrigante Ale, me gusta, como siempre!!!
;)

Anónimo dijo...

Me gusta mucho Ale, mas alla del analisis de los personajes que se pueda hacer.
Si ella no deseara escapar no habria conflicto y sin conflicto no hay historia.
Me gusta...este tipo de escritura te sienta muy bien! Espero la siguiente entrega...
CB

cd dijo...

uffffffffffffff! ella es insoportable! desde que se levanta hasta que se acuesta todo le rompe las pelotas...y èl (marcos) los huevos de acero realmente...

cd dijo...

ademas, escaparse de que?, hasta ahora parece que lo que la pone de mal humor es la vida misma! (la familia, el trabajo, ) algo mas tiene que haber y que todavia no sabemos...no?

Ale dijo...

jaja me muero por contar... Ya esta escrito el que sigue, así que presionen al editor y queda publicado.

MQDLV dijo...

Ey, me encantó! Muchio muchio! Flash Back, buen recurso!

cd dijo...

Editor: por favor...(con cara del gato de Shrek II)

estrella dijo...

Jajaj te moris por contar!!!....
yo me muero pr saber … ;)

dale Santiago!!!

besos

A.C. dijo...

Chicas...yo creo que esto de rogarle a un hombre no va a funcionar, eh!
Vamos...que no leimos tanto tiempo a Ale en vano...pensemos en algo mejor.....xD !!!

A.C. dijo...

Podrias cambiar de editor.
buuuuuu para Santiago, eh!!!

Ale dijo...

Hoy publicamos el siguiente.

María Corleone dijo...

Vicente Corleone... querido, soy tu prima. menor. a ver si aceleramos que a 7 km por hora (y ni siquiera)en lanchita a Venecia no llegamos más viste pibe...

Publicar un comentario

Entradas populares