viernes, 26 de diciembre de 2008

Perros & Gatos IV

A pesar de estar a varios kilómetros de distancia, sigo ensayando:

Me he dado cuenta que existe un relación muy interesante entre las mascotas y sus amos. Y no cualquier mascota, me refiero específicamente a perros y gatos.

Si observamos detenidamente, estas dos especies presentan formas de comportamiento totalmente opuestas. Por un lado tenemos a los perros con el típico rol de sujeto amante y por el otro está el gato, el felino más “amado” por los seres humanos. 

Esta diferencia deja en evidencia la falta de azar en la elección de una mascota. Siendo la casualidad, la causa ignorada de un efecto desconocido, voy a explicar los motivos que dan origen a la elección del perfecto compañero para el hogar. 

La primera conclusión, y la más fácil también, es que uno siempre tiende a sentir atracción por aquellas cosas con las que nos sentimos identificados. Qué quiero decir entonces? Que un persona con un comportamiento asociado al de sujeto amante, escogerá tener un perro. 

En cambio un objeto amado, es probable que se sienta raro cerca de un animal dependiente, pegote, besucón y absorbente.  Sin embargo un ser independiente, que se hace desear por su belleza (pulcro, suave, mirada penetrante, etc.), tranquilo y con una frágil confianza, le puede resultar algo más familiar.

Ahora, muchos alegarán que esta regla no se cumple. Y tienen razón. De esta forma llegamos a la segunda conclusión, un poco más difícil, pero más sugestiva también. 

Quienes se encuentren carentes de su rol complementario, va a llegar un punto en sus vidas en el cual buscarán en una mascota su pareja perfecta. Y por qué es tan perfecta? Principalmente por dos motivos:

1. Porque jamás los abandonará.
2. Porque no hay que negociar con nadie.

Un objeto carenciado y/o incomprendido, sentirá en un perro su mejor aliado. Sé que suena duro, pero no deja de ser la verdad. Igualmente, los sujetos no se quedan atrás, y aquellos que no encuentren correspondencia por parte de sus objetos, compraran un gato para consentir 24hs. al día.

Entonces, indistintamente de cuál es la mascota que has elegido, mi consejo es que no dejes que un animal condicione tus relaciones interpersonales. No hay que buscar las formas de cariño más fáciles, sino las que corresponden. Privarse del amor cuando este no nos ocurre, es la mejor forma de incentivarnos para salir a buscarlo.

11 comentarios:

A.C. dijo...

No se, no lo entiendo...
no puedo ver esa relación que queres mostrar,
esta vez se me complicó.
sera que tengo un perro que no se comporta como tal y que ademas no elegi (me lo regalaron)???

MQDLV dijo...

A ver... Vos decís que soy objeto amado. Yo te digo que tengo un gato. Divino él. Pero, a decir verdad, me gustan más los perros. Con esto, el primer pensamiento que me disparó tu texto fue un: "No, nada que ver".
Después dí otra vuelta y pensé en por qué vivo con un gato si prefiero un perro. La respuesta fue inmediata: "Tengo poco tiempo para dedicarle a un animal". Por otra parte, el día que pasé por la veterinaria y me llevé al gatuno que miranba a través de la vidriera hasta que lo subí a mis hombros, llegué a mi casa y dije a quién me escuchó: "Por fin alguien a quién amar que no trae problemas".
Así es que... supongo, esta vez, puede ser que un poquito esté de acuerdo. ¿Tu perro bien?
Besos de fin de semana...

estrella dijo...

Ale me encanto, jajaja ...mmm...creo que tenes razon...por ahora me identifico con la primer conclusión ;)
me encantan los animales en general pero... Shanti ocupa un excelente lugar en mi vida...

igual esto del sujeto y objeto me marea un poco.
Beso

Anónimo dijo...

Tenes animales? y si tenes Cual?

cd dijo...

no se no se...cualquier animal (creo) sea frio e indiferente como un gato o insoportablemente pegajoso como los perros dependen absolutamente de su "amo" siempre y cuando sea éste quien lo alimente, asi que en definitiva no importa que bicho sea, igualmente el amo siempre es el sujeto amado (para mi), porque sea cual sea el comportamiento del animal el dueño siempre se sentira "dueño" y Ser especialmente necesario en la vida del animal. Loco no? teniendo en cuenta que los animales no piensan ni sienten...no me cierra que una mascota a veces sea mas importante que otras personas. Me parece que lo mas justo es que los animales esten con animales, y que los humanos nos encariñemos mas con la gente y menos con los animales.

Ale dijo...

No tengo animales...

Anónimo dijo...

comprate uno y reescribi esto! Te recomiendo un perro. Despues podemos comentar algo de amo a amo.. ;)

Mr. Pergio dijo...

Interesante planteo, si bien coincidimos poco. Creo que hay otros factores que deben intervenir en que alguien tenga una determinada mascota.
Pensaba en que la mayor popularidad de los perros como mascota sería difícil verla como una primacía de personas del tipo "sujeto amante". Hay ahí tradición, cultura, historia, además de personalidad.
Me quedo con tu última frase, ahí estoy de acuerdo.

Interesante el blog che.
Saludos!

CAS dijo...

Sigmund(SFe)dijo algo así como que el pibe repite activamente lo vivido pasivamente ponele (y vengan anónimos piagetianos a mi con cualquier nombre que te doy piagetiano a cambio de que vos me des armes todas esas fucking estructuras. Ylodijemiranomás.) Yo siguiendo esta linea (¿Cual nena?!)me atrevería a pensar que uno elige como mascota a aquel que conserva un rasgo de aquél otro que fue su amo. y entonces el niño descarga sobre esa mascota activamente ponele, lo vivido pasivamente porque...nolequedootra vamosadecirloasí. Delirio. Si. Mira. resulta que estoy jodida Ale porque mi pibe me pidió de regalo una Iguana. 5 años. Si. los veterinarios dicen que los reptiles tienen sangre azúl. Aún asi son copados. Y viven mil años parece. Por suerte el pibe no quería cualquier iguana ¨quiero una que le cambie el color de la piel todo el tiempo mamá porque las otras me aburren viste? Son una mierda¨ Punto. Listo. Fui. se la compre. Vive en mi baño. Tuvo cría y todo. $150 Ale. Una bikoka viste?

Anónimo dijo...

Mi vida... deja de chamullar minas por medio del post!!!! jajajaja

Yo no tengo ni perros ni gatos, porque simplemente no tengo tiempo ni para mi y sinceramente no carezco de amor animal sino humano.

He visto comportamientos como el que describis en amigas/os y la verdad es que es terriblemente perjudicial desde el momento que la mascota ocupa un rol que no le corresponde. Es perjudicial para el animal, pero por sobre todo para el dueño porque ese rol se lo da el mismo, entonces ahi hay algo que no funca.

Antes que una mascota, recomiendo un psicologo. Una mascota es compañia sana pero no va a ser nunca un hombre/mujer amoroso/a y menos un hijo.

Besos de la Dra. Objeto Amado a 3.000 kms de distancia! :P

Anónimo dijo...

la verdad que cualquiera el post!!
(deja de buscarle la 5ta pata al gato)

Publicar un comentario

Entradas populares