domingo, 19 de octubre de 2008

Prioridades

"Para evitar malos entendidos es útil que los integrantes de una pareja pongan en orden qué es lo más importante para cada uno en ese momento de la vida y se lo comuniquen al otro. Eso ayuda a prevenir conflictos."

La tarea es muy sencilla. Anotar una escala de prioridades: familia, amigos, estudio, pareja, hijos, tiempo libre. " Si para mi pareja su escala de valores comienza en el trabajo sabré a qué atenerme.

Fuente

--------------------------

Leído así, parece muy sencillo y obvio. Sin embargo uno recién le presta atención a las prioridades después de haber transcurrido un buen tiempo inmerso en una relación. Aquellas no forman, por lo general, un filtro de elección al comienzo de nuestro noviazgo. Grave error, ya que la escala de prioridades dentro de los integrantes de una pareja, son la clave para pronosticar la posibilidad de éxito o fracaso de la misma.

Hace mucho tiempo escuche (no se en donde) un diálogo entre dos personas que se estaban conociendo... y decían algo así:

Ella: - Pero vos qué sentís por mí?
Él: - Te Amo... y además... sos conveniente!

Creo, convencidamente, que para que una pareja funcione, el amor no es suficiente. Las vidas que ambos se plantean hoy, y proyectan para mañana, tienen que tener cierta concordancia. Eso es ser conveniente...

Si me gusta hacer deporte por la mañana y al otro le gusta dormir abrazados, si me quiero desarrollar profesionalmente y el otro quiere tener un hijo, si quiero vivir en el campo y el otro en la ciudad, si tengo una experiencia pendiente en el extranjero y el otro quiere casarse, etc., etc.

Ni hablar cuando hay una crisis, donde muchas veces es necesario perder algunas cosas para preservar otras. Es en esos momentos donde uno corre a salvar aquello que esta primero, y, en una desigual escala de prioridades, si la pareja no esta primero, es probable que lo único que quede (por ejemplo) sea un muy buen trabajo.

Habiendo tantas personas en el mundo, y sabiendo que existe la posibilidad de enamorarse una y otra vez (esto seguro que va a ser muy criticado), porque habríamos de insistir e insistir con quien es totalmente incompatible (inconveniente) conmigo?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, si, eso seria lo mas "CONVENIENTE", estar con una persona que tenga "cierta concordancia", y con la cual prioridades similares, si. Ahora, como decis, no creo que la mayoria de nosotros haga una encuesta con antelación, ni bien conoces a alguien (es mas, creo que vos estas en contra de ese tipo de preguntas..no?) En algunos ensayos planteas las relaciones como si fueran formulas matematicas, algo totalmente controlable y frio.
O sea: "Aunque ames a tu pareja (recordemos que con el amor no alcanza) si no tiene las mismas prioridades, DESCARTEMOSLO y a otra cosa!, si total, nos podemos "enamorar" una y otra, y otra, y otra vez..."(eso si te refleja perfectamente escritor!)
De todas maneras, estoy de acuerdo con no insistir e insistir con alguien incompatible, el temita creo esta, en que vos crees que uno puede enamorarse decenas y decenas de veces...no coincido con el significado que le das al termino "amar", o "enamorarse"...alli esta el tema.

Anónimo dijo...

uno se puede enamorar muchas veces??? que suerte que tenes!! Creo que la mayoria de las personas se han enamorado contadas veces... Pero que es muchas veces??
Sin embargo coincido con que intentar con alguien con quien no funciona y tiene otras prioridades es innecesario e "inconveniente".
Tambien creo que cuando hay amor verdadero las prioridades se ajustan y se acomodan y la relacion fluye, es ahi cuando uno se da cuenta que es la persona correcta.

Ale dijo...

Amor verdadero? Sorry, sin parecer hostil siempre me hago la misma pregunta... hay varias clases de amor? o hay o no hay amor?

La cantidad de veces que nos podemos enamorar depende de la cantidad de veces que decidamos (o decidan por nosotros) quedarnos solos. El amor te puede golpear una o mil veces a la puerta dependiendo de cuantas veces estés abierto a recibirlo.

El ensayo apunta principalmente a no quedarse en una relación "inconveniente" por temor a no volver a encontrar amor.

Las prioridades no se ajustan. La diferencia radica en quien tiene al amor como su primer prioridad. Esa es la persona que por amor puede ordenarse de “N” formas distintas, ya que todo lo demás es secundario a lo principal.

Anónimo dijo...

Gente bella... les propongo algo... mano en el corazón a la cuenta de tres!!!... y diceeee... TRES!...

Absolutamente todos somos concientes de los rasgos inconvenientes de las personas con las que nos relacionamos desde el principio y aún asi.. seguimos adelante... por que?... simple.. porque en la gran mayoría de los casos, no pensamos hasta donde llegaremos con el vínculo... la relación simplemente se da.... entonces.. sería “violento” hacer un planteo para coordinar prioridades a priori... tal como dicen por ahí arriba.. uno no estipula un contrato con el otro donde deja este tipo de parámetros establecidos... ( lo cual nos ahorraría infinidad de problemas claro!)
Pero lo que si es totalmente cierto es que las prioridades de cada uno se develan desde el principio... de forma que todos sabemos perfectamente con quién estamos y cuales serían problemas potenciales... solo que en este período de enamoramiento temprano.. donde “todo es perfecto”... preferimos volar antes que pisar tierra y hacer algúna evaluación de factibilidad... obviamente... cuando esto llega.. ( porque la ley de gravedad existe mas allá de la física...) es tarde... y nos encuentra metidos hasta las pestañas.. y derrepente estamos entre, por ejemplo, nuestros objetivos de realización profesional... o la consagración de la familia...
Y aqui concuerdo con el señor autor... las corrientes se dividen entre aquellos para los que la persistencia del amor y la pareja está por encima de sus fueros personales... o los otros ( entre los que me incluyo...), para quienes sus prioridades personales son tanto o mas importantes... Y es aquí, donde aquel contrato ( “acuerdo de voluntades” dicen los letrados ) nos hubiera sido útil...
Ahora bien... claramente su predicción fue certera, señor autor, y el concepto indudablemente cuestionado es la “multiplicidad” de enamoramientos a los que una persona puede sucumbir...
y... sepan disculparme, pero .. acuerdo con Ud en que, las personas como almas herrantes... somos susceptibles de caer flechados ante cualquier hombre/mujer (según corresponda) que nos conmueva... obviamente las naturalezas de los amores que nos atrapan son diferentes (esa es la gracia)... pero no por eso menos intensos... Me enorgullezco de mi caracter “enamoradizo” porque es una de las mejores experiencias por las que uno puede pasar... después uno sufre... si.. claro.. pero es parte de este juego...
Suponer que uno se enamora contadas veces.. es limitarse... y puede atraparnos en una relación equivocada.. simplemente por ese miedo a “no encontrar a LA persona indicada” o esa pregunta que tantas veces nos invade “y si era el hombre de mi vida?”.... la respuesta.. clara.. intuitiva... Si lo fuera.. no te lo estarías preguntando...
Personalmente.. “vivir del amor” nos hace seres mas sabios... mas lindos... mas felices... experimentar nuevas sensaciones ( el pez por la FUCKING boca muere.. ya lo sé) nos agrega la sal que nos empuja todos los días...
...let it be

Afrodita dijo...

Gente Bella!!.. esa soy yo...
...asumo longitud y contenido del corespondiente.. comentario!

Pablo K. dijo...

Como dice la canción:
El corazón tiene razones que la propia razón nuna entenderá.
Admiro tu capacidad para reflexionar sobre temas amorosos usando la razón. Pero me parece que a la hora de la práctica no es posible traspolar esto. Cuando uno está enamorado, es muy dificil actuar en forma racional respecto de ese otro al que uno ama.
Muchas veces la coincidencia no está en lo que se ve, se hace o se quiere hacer en la vida, sino que se trata de una coincidencia del deseo de el uno por el otro y no se puede explicar desde la razón.

Publicar un comentario

Entradas populares